Centro de fisioterapia Emilio Vallado

Calle Ceriñola 4, Gijón

Tras presentar nuestro proyecto, este joven fisioterapeuta nos encarga la rehabilitación de su local para convertirlo en un centro especifico para el tratamiento de dolencias.

El reto fue conseguir que la luz natural penetrase lo mas dentro posible del establecimiento. Para ello se decidió acristalar todo el escaparate con lunas embutidas y sin perfiles, y se opto por colocar un vinilo, que ademas de ser informativo también da privacidad. 

Colores neutros con un toque industrial, como apreciamos en las campanas de suspensión de la recepción y despacho y los detalles metálicos de mesas y sillas, hacen un espacio limpio y moderno, única exigencia del dueño, que por lo demás no dio carta blanca.

Pavimento de alto transito, especifico para locales, mamparas divisorias de boxes en formica modular, puertas de roble, y aseo completo alicatado hasta media altura y terminado con pintura plástica especial zonas húmedas. 

Así quedo tras la reforma

Así se había proyectado